"Las ruedas gordas y con tacos no son para el asfalto"
UrkoBTT
Martxa de Ermua 10
Martxa de Ermua 09
Martxa de Ermua 2008
Martxa de Emua 2007
Martxa de Ermua 2006
Salidas del club 2011
Salidas del club 2010
Salidas del club 2009
Salidas del club 2008
Salidas del club 07
Salidas del club 06
Nuestra tierra
Por el mundo
Bicis
La ropa del club
Estiramientos
Taller
Salida

Salidas del Club a las 9:00 de la mañana en la plaza Cardenal Orbe

Contacta con nosotros:
Sarrerak UrkoBTT:
Contador de visitas

TALLER / LANTEGIA

 

Mantenimiento Amortiguador FOX RP2

Para amortiguadores que pierden aire.

Cambio de juntas tóricas y retenes.

Coste reparación en taller o tienda especializada: 60 / 90 €

MATERIAL: 20€

null

La bolsa con el material necesario consta de: 10 juntas tóricas diferentes (de las que nos sobrará una grande) y un tubo de float fluid o aceite.

1º.- Quitarle todo el aire del amortiguador. Dejarlo totalmente abierto (sin PROPEDAL ni bloqueo si lo tuviere).

2º.- Una vez vacío, lo desmontamos del cuadro de la bici. (la forma de desmontarlo será diferente dependiendo del modelo de la bici)

3º.- Una vez con el amortiguador en la mano, una vez lo tengamos suelto, nos volvemos a asegurar de que todo el aire está fuera MUY IMPORTANTE, pues ahora lo vamos a abrir y no queremos llevarnos ningún susto.

4º.- Para abrirlo, debemos saber que la carcasa del amortiguador, la que contiene el aire que insuflamos con nuestra bomba para amortiguadores, sale simplemente a rosca.

Para esta operación sujetaremos el extremos donde se encuentra el propedal (por las caras del casquillo separador) con un tornillo de mesa y con la mano giraremos el resto del cuerpo del amortiguador.

5.- Una vez desenroscado con un empujón y tras un sonido como si descorcháramos una botella de vino podremos separarlo definitivamente del resto del amortiguador.

Las juntas tóricas a sustituir quedarán a la vista. 

6º.- Con la ayuda de un destornillador de cara plana pequeño sacaremos las juntas tóricas.

Como aparece en la imagen inferior sacaremos  las 3 primeras, dos blancas y una negra en medio.

 

7º.- Sacamos una junta tórica negra y fina que se esconde en la parte interior más alta del amortiguador, donde se encuentra la palanca de propedal y rebote; la podemos ver en la siguiente imagen.

Ya tenemos todas las juntas tóricas del cuerpo del amortiguador, en total 4.

Ahora pasamos a la carcasa.

8º.- Sacamos el guardapolvos (reten, rascador,...) externo, que es la goma más gruesa que protege e impide que la suciedad entre en el amortiguador

9º.- Retiramos las dos juntas tóricas blancas y la negra que se encuentran en el interior y a las que accedemos tras haber sacado el reten.

En total, hemos retirado 4 juntas tóricas del cuerpo del amortiguador y 3 juntas tóricas mas el guardapolvos de la carcasa, a esto debemos sumar la junta tórica externa que se usa para la medición del SAG del amortiguador y la junta tórica grande que nos sobrará y que posiblemente sólo se use en algún modelo float concreto que no es ni el RP, ni el RP2, ni el RP3 ni el RP23…tal vez algún High module o algo así, está por descubrir.

En definitiva, tenemos las 10 tóricas que vienen en la bolsa y que son inconfundibles pues son de distintos diámetros y tamaños y cada una va en un lugar, con lo que no es posible confundirlas.

10º.- El siguiente paso es limpiar a conciencia el amortiguador, con un paño de algodón, incluso acompañado de alcohol si es necesario, o con papel absorbente. Se debe limpiar todo lo que tenemos a la vista, tanto el cuerpo como la carcasa del amortiguador, antes de proceder a colocar las nuevas juntas tóricas.

11º.- Una vez tenemos todo limpio, procedemos a hacer lo mismo que hemos hecho pero a la inversa, es decir, vamos colocando las juntas tóricas que hemos ido quitando de la misma forma que las hemos sacado, pero ahora debemos utilizar el Float Fluid antes de montarlas, impregnándolas bien del mismo.

Las vamos colocando de nuevo cada una en su sitio, primero en el cuerpo del amortiguador, después en la carcasa, colocando por último el guardapolvos nuevo.

Lo último que vamos a hacer una vez colocadas es echar un poco de Float Fluid por encima de las tóricas y con el mismo dedo esparcirlo, de manera que queden bien lubricadas todas ellas (no necesitan mucho con lo que nos sobrará bastante Float Fluid, que podemos guardar para hacer una limpieza y engrase dentro de unos meses)

12º.- Montamos el amortiguador. Metemos la carcasa con la rosca hacia la parte alta del amortiguador, y con un empujón conseguiremos que pase, aunque tiende a separarse de la cabeza de amortiguador bajando.

Para poder roscarla, primero debemos girar el dial para que el rebote sea el más lento y después, apoyándonos en el suelo presionamos desde arriba el amortiguador para que se contraiga y a la vez tiramos de la carcasa hacia arriba para juntarla a la cabeza del amortiguador y de esta forma poder roscarla.

13º.- Una vez roscada, nos aseguramos que está bien cerrado, colocamos la junta  tórica de medición del SAG.